Ay Dolores!: Es preferible reír que quejarse. Pequeño manual ilustrado de confidencias por Hilda Levy

Ay Dolores!: Es preferible reír que quejarse. Pequeño manual ilustrado de confidencias
Titulo del libro : Ay Dolores!: Es preferible reír que quejarse. Pequeño manual ilustrado de confidencias
Fecha de lanzamiento : January 1, 2012
Autor : Hilda Levy
Número de páginas : 136
ISBN :
Editor : SUDAMERICANA

Para comenzar a descubrir cuándo sale el recluse, usted tiene razón para encontrar nuestro sitio web que tiene una colección completa de manuales enumerados. Hemos hecho fácil para usted para encontrar un PDF, ebooks EPUB sin cavar. Y al tener acceso a nuestros ebooks en línea libro las Ay Dolores!: Es preferible reír Door almacenarlos en su computadora, usted tiene respuestas prácticas con cuando el libro las Ay Dolores!: Es preferible reír PDF, EPUB sale. Para empezar a averiguar cuándo sale el recluso 'tienes razón al encontrar nuestra página web tiene una colección completa de manuales enumerados.


Hilda Levy con Ay Dolores!: Es preferible reír que quejarse. Pequeño manual ilustrado de confidencias

La autora de «Mujeres de sesenta» aborda en este libro el tema del dolor
desde una mirada optimista que mezcla la psicología y el humor.


¿A quién no le duele algo? Existen los dolores del cuerpo, del alma y
del bolsillo, que suelen interactuar y potenciarse entre sí. Y no son
privativos de los mayores, también los padecen los jóvenes y los niños.
Pero ¿cómo hacer para no estacionarse en la queja? En su extensa
trayectoria como psicóloga, Hilda Levy ha recogido cientos de
experiencias y anécdotas relacionadas con estos síntomas que nos
desvelan. Dolores que repercuten en nuestra vida emocional, estresando o
deprimiendo, que modifican nuestra rutina familiar e incluso obstruyen
la actividad laboral. Por eso, como sucede en sus libros anteriores, el
toque de humor y de psicología hacen de «Ay, Dolores!» una obra muy
amena e interesante. Hilda Levy aborda temas reales, comunes, actuales,
urticantes, como la resiliencia, el beneficio secundario de la
enfermedad, el pensamiento lateral, la percepción selectiva, el síndrome
de alienación parental, la inteligencia emocional, el hábito de posponer
y la sobreexigencia, dando siempre una mirada positiva sobre la utilidad
de las crisis.