Lux er贸tica por Anne C茅

Lux er贸tica
Titulo del libro : Lux er贸tica
Fecha de lanzamiento : March 15, 2013
Autor : Anne C茅
N煤mero de p谩ginas : 98
ISBN :
Editor : EL PA脥S Selecci贸n

Lux er贸tica A pesar del avance en la concienciaci贸n de la ciudadan铆a con respecto al medio ambiente, es imprescindibleseguir en la brecha para modificar las actitudes de las personas. En este sentido, la escuela tiene tambi茅n laoportunidad de contribuir a esta concienciaci贸n ciudadana. En las p谩ginas de este libro el lector encontrar谩reflexiones y propuestas interesantes y novedosas (para infantil, primaria y secundaria), que demuestran quees posible e imprescindible trabajar en y desde la escuela por un desarrollo sostenible de la Tierra.


Anne C茅 con Lux er贸tica

Escribir sobre sexo era la propuesta y me sent铆 estimulada. Despu茅s de tantos a帽os como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la informaci贸n y a la actualidad, ten铆a ganas de ponerle carne a la cr贸nica. Porque nuestra m谩s genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracci贸n y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de esp铆ritu l煤dico pero tambi茅n algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos.

A instancias de Lola Huete Machado, la coordinadora, el blog Eros contendr铆a informaci贸n y transmitir铆a experiencias en un tono er贸tico-festivo鈥 que pudiera plasmar nuestra gratitud por disfrutar de esa parte de la existencia llena de ternura, placer, pasi贸n y caricias. Y con esa sonrisa hemos transitado algo m谩s de un a帽o dialogando con los lectores sobre temas de los que nadie aqu铆 se averg眉enza ya: el amor, la sensualidad y sus infinitas formas no son impudicias ni banalidades.

Esta es una selecci贸n de aquellos textos que, en esta ocasi贸n, presentamos agrupados bajo cuatro caprichosos ep铆grafes que incluso se pueden leer en voz alta (no sin desatar alguna controversia). Y es que hay algunos asuntos que, aunque tratados con humor y suavidad, levantan polvareda. Mencionar el falo o pronunciar la palabra puta鈥 genera atenci贸n, pocas risas y alg煤n disgusto, por ejemplo. De ah铆 que siempre intentemos que tales acciones tengan significado, con la ayuda de expertas voces autorizadas y con la emoci贸n del arte, especialmente el cine y la literatura.

Por cierto, en Historia de la fealdad, Umberto Eco cita a Montaigne (Ensayos, III, V): 驴Qu茅 le ha hecho al hombre el acto sexual, tan natural, necesario y leg铆timo, para no atreverse a hablar de 茅l sin verg眉enza y para excluirlo de las conversaciones serias y ordenadas? Pronunciamos con osad铆a matar鈥, robar鈥, traicionar鈥, y, en cambio, 驴por qu茅 nos referimos a lo otro entre dientes?

Eco se detiene, asimismo, en la observaci贸n de Freud acerca de la paradoja de los 贸rganos genitales, en tanto su visi贸n siempre es excitante pero nunca son considerados bellos. Una incomodidad que seg煤n Eco se ha expresado a trav茅s del pudor, o sea, del instinto o el deber de abstenerse de exhibir y referirse a ciertas partes del cuerpo y a ciertas actividades. El fil贸sofo sostiene, entonces, que en las culturas en que domina un fuerte sentido del pudor se manifiesta el gusto por su violaci贸n a trav茅s de lo opuesto al pudor, que es la obscenidad.

Nuestras palabras nada pudorosas y nunca obscenas vienen procurando echar luz sobre el eros contempor谩neo.